Fundación United Way, everis y Fundación everis luchan contra el abandono escolar en la tercera edición del proyecto Tech4Change

Foto de United Way

El proyecto utiliza la metodología learning by doing, que sitúa la práctica y la experimentación de los jóvenes en el centro del proceso de aprendizaje, dotándoles de las herramientas necesarias para mejorar su destreza en habilidades STEAM (por sus siglas en inglés: Science, Technology, Engineering, Arts, Mathematics). Todo ello, a través del uso de la tecnología y luchando contra los estereotipos que existen en este ámbito debido a la brecha de género.

Tras el éxito de las dos ediciones anteriores, la tercera edición de Tech4Change se ha adaptado a la situación actual utilizando un formato semipresencial en el que los voluntarios se conectan desde sus casas con los alumnos en sus respectivos centros educativos. Este año, los alumnos han decidido elaborar un prototipo que consistirá en diseñar un sensor para medir el nivel de CO2 que se puede llegar a concentrar en su propia aula. A través de un filtro HEPA para purificar el aire y una alarma visual que se activa cuando se alcanzan niveles peligrosos, los alumnos pueden evaluar las necesidades de ventilación, algo esencial para reducir las probabilidades de contagio del virus en las aulas.

El compromiso de la consultora tecnológica everis con esta iniciativa está resultando clave para el éxito del proyecto. Los empleados de everis que participan como voluntarios en el proyecto, ofrecen a los jóvenes participantes la oportunidad de relacionarse con personas que tienen una gran experiencia laboral y que son ajenas a su entorno para trabajar con ellas en equipo.

El proyecto se desarrolla a través de diferentes módulos que cubren áreas como: Design Thinking, Programación, Fabricación Digital y Prototipado. Participan un total de 24 voluntarios de everis que acompañan a los alumnos en el proceso de aprendizaje remoto a 22 jóvenes del Instituto de Educación Secundaria Marqués de Suanzes, en Madrid.

Los voluntarios realizan el acompañamiento de los alumnos a través de una plataforma diseñada para el proyecto, en la que los alumnos realizan ejercicios dentro del marco competencial de su currículo académico. Mientras que los educadores del equipo de la Asociación Creática, apoyan tanto a alumnos como a voluntarios a nivel técnico y formativo, asegurando que todos puedan participar activamente desde casa o desde el Instituto a través de la plataforma educativa on line. Todos los módulos constan de una sesión formativa para voluntarios, quienes realizarán un total de 300 horas de voluntariado en el marco de este Proyecto. Estas sesiones formativas para los voluntarios los capacitan para apoyar de manera más activa a los jóvenes.

Relacionados

Universal Holiday Centre, alquileres turísticos en la Costa Dorada, un proyecto de eMascaró

UHC necesitaba afrontar un proceso de transformación digital y renovar su proyecto digital, escogiendo a…

El Colegio Agora Lledó International School de Castellón, reconocido como ‘Escuela Digital Referente’

El colegio Agora Lledó International School de Castellón se ha convertido en el primer centro…

Los juguetes sexuales conectados son el nuevo objetivo de los ciberdelincuentes

Según detalla S2 grupo en un comunicado de prensa “como toda tecnología, la ‘sexnología’ también…

Q Hotels vuelve a ganar el Travelers Choice 2021 de Tripadvisor

La cadena hotelera Q Hotels ha sido reconocida por segundo año consecutivo como ganadora del…

La intervención de la enfermería neurológica permite un mejor manejo de los síntomas del párkinson

La intervención de la enfermería neurológica permite un mejor manejo de los síntomas del párkinson….

Delivinos Urban Gourmet presenta las claves para maridar té y queso correctamente

Maridar el té con queso no es tan popular como hacerlo con vino y queso,…